¿Por qué me postulo para la reelección al Consejo Municipal?

 

"La historia de Palo Alto no es una historia de edificios o tranvías. Se trata de personas. Es la historia de una gran cantidad de personas que han contribuido a la evolución de una ciudad que, después de 100 años, es ampliamente respetada por su sentido de comunidad".

-- A Portrait of Palo Alto by Paul Gullixson

 

Hace más de veintidós años, mi esposo y yo nos mudamos a Palo Alto para criar a nuestros hijos. Me encanta pertenecer a una "communidad" donde los vecinos se interesan por otros, se ayudan y comparten entre sí. Muchos dijeron con orgullo "Palo Alto es el mejor lugar para vivir y criar a nuestros hijos". Con el tiempo, me ha desanimado al ver que nuestra comunidad disminuye.  

 

Palo Alto ha sido un campo de batalla entre los urbanizadores y sus aliados, y aquellos enfocados  en la habitabilidad para los residentes. Esta batalla se remonta al menos a fines de la década de 1960. Si no fuera por el movimiento residencialista de aquellos días, Palo Alto no tendría muchos de sus parques, Baylands y otras comodidades. Los urbanizadores quieren densificar más y más nuestra pequeña comunidad sin tomar en cuenta los elementos necesarios para los habitantes – escuelas, parques, centros comerciales comunitarios, lugares de recreo, etc.

 

La batalla actual es con aquellos que dicen que Palo Alto debe volverse más denso. Para algunos, esto resulta de que valoran personalmente los restaurantes, bares y vida nocturna en lugar de escuelas, parques y similares. Para otros, es aceptar la teoría del diseño urbano de académicos que viven predominantemente en áreas urbanas densas. Otros respaldan mayor densidad porque creen que esto aumentara el valor de sus propiedades.  A estos se suman los burócratas regionales, encargados por el Estado para planificar un crecimiento poblacional sustancial. Al carecer de un conocimiento detallado de las diferencias entre las ciudades, estos funcionarios no electos han impuesto objetivos de planificación y objetivos de vivienda poco realistas.

 

Hay una facción vocal que exige que Palo Alto sea una ciudad de "clase mundial". Pero, ¿qué significa este término? ¿Significa tener más oficinas centrales de corporaciones famosas, a pesar de que su mayor "contribución" son sus empleados que viven fuera de la ciudad y que a diario obstruyen Page Mill, Oregon Expressway, Charleston, Arastradero, Embarcadero y El Camino?

 

Me siento frustrada porque la ciudad repetidamente incentiva a los desarrolladores a construir  oficinas cuando la ciudad tiene una escasez sustancial de viviendas. ¿Y quién paga por esos incentivos?

 

El resultado de este desarrollo desenfrenado ha sido el aumentar altamente el valor de las propiedades, asi expulsando a muchas pequeñas empresas comunitarias, que ya no pueden darse el lujo de pagar renta en Palo Alto. El centro de la ciudad se ha convertido en un destino regional para empresas de tecnología, restaurantes y productos de alta gama.

 

Un número, cada vez mayor, de empleados viaja a Palo Alto, agravando la escasez de suficiente estacionamiento, la congestión del tráfico, el ruido y la contaminación ambiental. El crecimiento económico sin precedentes en el Área de la Bahía ha aumentado los costos de vivienda, dejando fuera a muchas familias de bajos ingresos.

 

Los problemas financieros de Palo Alto han sido influenciados por el rápido desarrollo commercial, sin tarifas a los desarrolladores que toman en cuenta adecuadamente los impactos a la infraestructura, la falta de un impuesto comercial y la falta de suficiente estacionamiento en los sitios de comercio. El Ayuntamiento ha aprobado numerosos proyectos cuyo costo no ha sido compartido por las empresas sino soportado por los impuestos a la propiedad, a las ventas y a los hoteles.

 

Me postulo como candidata para:

  • Devolver confianza, transparencia y honestidad al gobierno de nuestra ciudad,
  • Equilibrar el crecimiento desenfrenado de Palo Alto,
  • Hacer frente al estacionamiento inadecuado; disminuir la congestión y la contaminación,
  • Devolver la responsabilidad fiscal a nuestra Ciudad, incluida la disminución de nuestras obligaciones de pensión no financiadas,
  • Luchar contra el intento de Sacramento de quitarle a la Ciudad su control local sobre la zonificación y otras decisiones básicas,
  • Fomentar una buena mezcla de habitantes mediante el aumento de la vivienda para una amplia gama de niveles de ingresos, y
  • Retener el carácter y la habitabilidad de Palo Alto.

 

Lo que nos lleva al día de hoy.

Debido a la pandemia de Covid-19, los ingresos por impuestos hoteleros y de ventas se han desplomado. Los proyectos de mejora de capital que fueron aprobados y financiados con estos flujos de impuestos ahora están "sin financiamiento".

 

La ciudad de Palo Alto tiene actualmente un déficit presupuestario de aproximadamente 40 millones de dólares. La mayoría del Consejo de la Ciudad aprobó recortar los servicios a la ciudad, pero no recortó los proyectos de mejora de capital "no financiados" o los sueldos generosos para el personal de la ciudad, para satisfacer este déficit.

 

Trabajaré para lograr lo siguiente:

  • Reconstruir la confianza en el gobierno y el personal de nuestra Ciudad devolviendo la transparencia a todos los niveles de gobierno.
  • Limitar los cambios en nuestras leyes de zonificación que favorecen los desarrollos individuales a expensas de la comunidad.
  • Exigir que se analice el costo real de todos los proyectos de mejora de capital, incluyendo los fondos del proyecto, los intereses y otros costos.
  • Mantener el control legislativo local, limitando la interferencia de las organizaciones gubernamentales estatales y regionales en los códigos de uso del suelo y zonificación de Palo Alto.
  • Limitar las exenciones a desarrolladores, empresas y empresarios para reducir el estacionamiento, el tráfico, la contaminación y el ruido.
  • Asegurar de que las empresas y los empleadores paguen su parte justa de todos los gastos de la Ciudad, incluidos los costos de infraestructura.
  • Incluir a los residentes en una discusión abierta y honesta sobre los cambios y desafíos inherentes al futuro de Palo Alto.

 

Le pido su respaldo y su voto.

Creo que Palo Alto está en una encrucijada. 

¿Conservamos nuestras áreas residenciales unifamiliares, expandimos nuestras empresas al servicio de la comunidad y conservamos nuestro carácter único?

¿O cambiamos nuestras regulaciones de zonificación y uso de tierras para permitir una densificación severa y transformarnos en un gran centro urbano?

 

La decisión es suya.

Considere todos los registros de votación del candidato, declaraciones anteriores, incluyendo publicaciones en redes sociales y endosos; no solo su jerga de campaña. Mire profundamente y decida.

Gracias.


Showing 1 reaction

Please check your e-mail for a link to activate your account.
  • Lydia Kou
    published this page in Home 2020-07-16 21:17:49 -0700